Share this story

St. Matthew Apostle and Evangelist

By Sue Parker

San Mateo Apóstol y Evangelista

Festividad – 21 De Septiembre

Según los evangelios de Marcos, Lucas y Mateo, Jesús vio a un recaudador de impuestos sentado en su puesto de aduanas y le dijo: "Sígueme". El recaudador de impuestos inmediatamente dejó todo atrás y no solo siguió a Jesús, sino que organizó un banquete para él, invitando a "una gran multitud de recaudadores de impuestos y otros". Este recaudador de impuestos se llama Leví en los evangelios de Marcos y Lucas, en cambio, en el evangelio de Mateo se llama como tal.

Como judío que colaboró con los romanos recaudando impuestos, sus hermanos, también judíos, consideraban a Mateo un paria y traidor. Se sabía que los recaudadores de impuestos cobraban tarifas adicionales que se guardaban para sí mismos, por lo que eran aún más despreciados por su codicia y aprovechamiento de su poder.

Pero Jesús señala a Mateo para que lo siga, y él responde completamente. Empieza a evangelizar de inmediato, convocando a sus compañeros -también despreciados por los ojos de los fariseos- y a otros “pecadores” a compartir una comida y un encuentro con Jesús. Cuando se le desafió por asociarse con tal multitud, Jesús amonesta a los religiosos santurrones, respondiendo con palabras del profeta Oseas: “Vayan y aprendan lo que significa esta palabra de Dios: Me gusta la misericordia más que las ofrendas. Pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores". (Mt 9, 13.) Mateo no se menciona de otra manera en el Nuevo Testamento, excepto en cada lista de los Apóstoles del Evangelio. En los Hechos de los Apóstoles, aprendemos que Mateo está presente con ellos cuando Jesús asciende al cielo y el Espíritu Santo descendió sobre ellos.

La tradición sostiene que Mateo predicó el Evangelio entre sus compañeros hebreos en Judea antes de evangelizar en Etiopía, donde fue martirizado. La pintura La vocación de San Mateo, del maestro italiano Caravaggio, se completó en 1600 para la Iglesia de San Luigi dei Francesi, en Roma, y todavía se encuentra allí. Los estudiantes de historia del arte siguen estudiando la amada pintura; asimismo, se pueden encontrar grabados en capillas, iglesias y hogares de todo el mundo.