Share this story

Conferencia eucarística celebra el núcleo de la fe católica

Conferencia eucarística celebra el núcleo de la fe católica

“Trabajo para Jesús”.

El mensaje fue potente desde el principio. Estos fueron los sentimientos de la hermana Clarisa Briege McKenna al hablar en la novena Conferencia Eucarística Mariana a finales de 2021.

La hermana Briege llamó a la Eucaristía “el núcleo de la fe católica”.

“Si pones esto en el centro de tu vida, Él cuidará de ti”, dijo, añadiendo que así es como nos ama Jesús. 

El padre Jeffrey Kirby, STL, párroco de Nuestra Señora de la Gracia, en Indian Land, habló de volver a ese primer amor.

Jesús, después de su resurrección, dijo a sus apóstoles que se reunieran con él en Galilea, porque allí se encontraban. Allí es donde los apóstoles se enamoraron por primera vez de Jesús.

“El Señor nos dice eso esta noche: ‘Vayan a Galilea, donde me verán. Aférrense a ese primer amor porque lo necesitarán’”, dijo el padre Kirby. “Luchamos por Cristo resucitado porque lo amamos. Eso es lo que nos motiva... toda nuestra fuerza, nuestro aliento vital viene de él”.

El padre Kirby dijo que los cristianos no deben tolerar el mal de este mundo permaneciendo en silencio y que es fácil cansarse, pero que no hay que dejarse abatir.

“Vuelve a recuperar ese primer amor y a reavivar su energía, su celo y su alegría para perseverar y luchar contra la falsa enseñanza y el mal”.

El padre Glenn Sudano, franciscano, otro de los presentadores, estuvo de acuerdo y dijo que la lucha debe estar impulsada por la fe.

“Ustedes y yo fuimos creados para ser un templo del Dios vivo. ¿Y si no hay luz en ti?”, preguntó. “Se supone que estamos llenos de luz y fuego. Tenemos que alimentar, avivar y proteger la llama”.

Esa llama, ese fuego, es el Espíritu Santo.

El padre Sudano dijo que los católicos deben aprender los fundamentos de la fe para crecer. Instó a los asistentes a estudiar la Sagrada Escritura y la Sagrada Tradición, a conocer a los santos y a rezar.

“La oración es muy importante. Recen solos y recen con los demás. Mientras rezan, pidan al Espíritu Santo que entre en nuestros corazones”, dijo. “Pidan al Espíritu Santo que llene nuestros corazones; que llene nuestra Iglesia”.

La Iglesia no es más que un edificio vacío sin personas llenas de fe que le den energía, dijo.

El padre Donald Calloway, MIC, dijo que la oración es crucial hoy en día “en un mundo que se ha vuelto loco”.

El sacerdote celebró la Misa del segundo día de la conferencia, instando a todos a rezar el rosario diariamente.

“Transformará tu vida”, dijo. “Descubrirás que cuando reces el rosario, algunas de las cosas que has estado viendo en la televisión te repugnarán, y te preguntarás por qué las veías en primer lugar”.

Dirigió su atención a María y José, llamó a San José nuestro padre espiritual porque “es el maestro de la vida interior... siempre dejando brillar a su esposa. Es fuerte, compasivo y respetuoso. Es tu padre amoroso. Jesús dormía en sus brazos”, dijo el padre Calloway. “Cuando ves a Jesús, estás viendo a José: De tal palo, tal astilla. Cuando Jesús escucha un pedido de José, lo hace”.

San José también es conocido como el Terror de los Demonios.

“Cuando eres puro y tienes un corazón casto, eres una amenaza para el diablo. Hoy necesitamos que San José nos proteja”, dijo.

El autor, conferenciante y cineasta Matthew Leonard, que presentó la conferencia, se definió como un “chucho protestante”, hijo de un predicador metodista y pentecostal. Dijo que conoció a Jesús como protestante pero que no tenía ni idea de la plenitud de la fe católica y que podría haber aprendido algo de San José.

Fue la diversidad de su origen lo que le llevó a los brazos de la Santa Madre Iglesia, dijo. Sin embargo, la búsqueda de la verdad por parte de Leonard no fue sencilla. No tenía problemas con San José, pero chocaba con María. Entonces, los vecinos católicos cambiaron radicalmente su vida. Comenzaron su camino hacia el catolicismo, pero esto provocó una ruptura entre Leonard y su padre.

“Estaba muy solo, en un lugar extranjero, lidiando con una fe extranjera”, dijo.

Sin embargo, ver las respuestas del padre jesuita Mitch Pacwa a las preguntas difíciles le hizo profundizar en el estudio del catolicismo.

Sin embargo, tenía dudas sobre la Virgen. El enfrentamiento final llegó cuando rezó y desafió a la Virgen.

“Quiero reconciliarme con mi padre”, le dijo en la oración. Ese día, recibió una carta de su padre pidiéndole que se reconciliara. María había roto suavemente su última defensa, y él decidió convertirse. Leonard dijo que su madre, mientras moría, apoyó y comprendió por qué se hizo católico, y eso significó mucho para él.

“El Señor siempre nos da las gracias que necesitamos”, dijo.

Leonard ha encontrado el camino de vuelta a su primer amor, el Señor, y ahora arde difundiendo la palabra de Dios.

Él, como la hermana Briege, trabaja para Jesús.


Joseph Reistroffer es un escritor de larga trayectoria que imparte clases de educación religiosa en la parroquia San Pablo Apóstol, en Spartanburg. Envíele un correo electrónico a jrjoeyr@gmail.com.