Share this story

San Isidro Labrador

By Por Sue Parker | Arte Por Matt Watters | May 2022

San Isidro Labrador

(c. 1070-1130)

Fiesta – 15 de mayo | Patrono de los agricultores, trabajadores rurales y Madrid, España

La vida de un agricultor generoso y trabajador que amaba a Dios y a la tierra que cuidaba se celebra en todo el mundo cuando comienza la siembra de primavera. Aunque vivió hace casi 900 años y nunca abandonó su ciudad natal, los agricultores de todo el mundo invocan a San Isidro en oración para tener una temporada agrícola exitosa.

Nacido a fines del siglo XI, cerca de Madrid, España, Isidro comenzó a trabajar de niño para el terrateniente al que sirvió toda su vida. Él y su esposa María Toribia (beatificada María de la Cabeza) tuvieron un solo hijo que murió en la infancia. Isidro asistía a Misa todos los días y oraba durante todo el día mientras cuidaba los cultivos. Isidro y María fueron especialmente generosos con los pobres y rezaban regularmente con aquellos a quienes alimentaban, a menudo compartiendo las comidas en su hogar.

A San Isidro se le han atribuido más de 400 milagros.

Los ángeles parecían arar por él cuando se quedaba demasiado tiempo en Misa. Su empleador una vez fue testigo de dos ángeles arando a cada lado de Isidro, lo que le permitió hacer tres veces el trabajo de sus compañeros. Cuando su pequeño hijo cayó a un pozo, las oraciones de Isidro y María fueron respondidas cuando el agua subió repentinamente al nivel del suelo y se pudo recuperar al bebé. Milagrosamente, siempre había suficiente comida para compartir. María advirtió una vez que no había suficiente guiso para las personas adicionales que Isidro había traído a casa, pero cuando Isidro le pidió que revisara, había suficiente para todos.

Aunque Isidro murió en 1130, continuaron los milagros atribuidos a su intercesión. En el siglo XVII, por ejemplo, el rey Felipe III de España se recuperó de una enfermedad mortal después de tocar las reliquias de Isidro. Isidro fue canonizado en 1622 junto con los Santos Ignacio de Loyola, Francisco Javier, Teresa de Ávila y Felipe Neri.