Share this story

Pray for Prudence in a Hot Housing Market

Ore por prudencia en un mercado inmobiliario loco

Si se encuentra buscando una casa, es posible que se sorprenda por lo que incluye actualmente una oferta aceptada. Miles sobre el precio de lista, brechas de tasación (aceptar pagar una cierta cantidad sobre lo que el banco estima que es el valor) e inspecciones exentas que casi se esperan en estos días. Entonces, ¿qué hace? Ore para ser fortalecido por estos frutos del Espíritu Santo y así mantenerse prudente en la toma de decisiones:

  1. Autocontrol. Cualquiera que sea su situación, ore para poder realizar una pausa antes de saltar sobre algo apresuradamente. Es fácil quedar atrapado en el frenesí y presentar una oferta con la que no se sienta cómodo, en una casa que no ama, cuando parece que todos los demás están comprando. Tómese el tiempo para determinar sus necesidades de vivienda, no sus deseos. Más grande no siempre es mejor, y no es necesario comprar una casa por una determinada cantidad solo porque el banco le dijo que podía hacerlo.

  2. Paciencia. Pídale al Espíritu Santo que lo guíe a la casa en la que debe vivir y la comunidad a la que debe servir, así como la paciencia para esperar hasta que se le presente. El mercado de la vivienda no seguirá siendo tan intenso, también es posible que la casa que está destinada a usted aún no esté listada (en la lista). Ore por la paciencia para esperar y la capacidad de actuar cuando sea el momento adecuado.

  3. Fidelidad. Confíe en que Dios tiene el control. En Jeremías 29, 11, Dios declara que tiene "planes para darte esperanza y un futuro". Si se siente impulsado a comprar su casa mientras el mercado está en llamas, ore a San José para que interceda por usted. Ofrezca una novena con la oración para encontrar su hogar.

 

Además, ore por la capacidad de utilizar el don de la sabiduría del Espíritu Santo: “Jesús, ayúdanos a confiar en tus promesas y danos la paciencia para esperar pacientemente. Amén”.