Share this story

He Says: We Hardly Ever See Each Other

By Steve y Bridget Patton | Imagen de Getty Images/jeffbergen

Él Dice: Nosotros Casi Nunca Nos Vemos

Elena tiene un trabajo de oficina tradicional y yo trabajo en el tercer turno, en una fábrica, así que trato de planificar un "tiempo juntos" antes de ir al trabajo, pero ella se resiste.

 

ELLA DICE: Mi trabajo es muy exigente

Cuando llego a casa, estoy cansada, solo quiero relajarme y tener una cena tranquila. No tengo ganas de planificar actividades o salidas durante la semana. Esteban está ansioso para que llegue esa hora del día.

Suponemos que su problema no es tanto la poca cantidad de tiempo juntos, sino a la baja calidad. Consideren que algunas parejas pueden mantener relaciones cercanas y felices incluso cuando se ven obligadas a separarse físicamente, mientras que otras parejas, aunque están juntas físicamente, viven separadas emocionalmente. ¿Qué marca la diferencia?

En primer lugar, ambas partes deben desear la intimidad y, por ende, deben estar dispuestas a hacer sacrificios para conseguirla. Sus respectivos sacrificios pueden ser diferentes.

Por ejemplo, Esteban, es bueno querer un "tiempo juntos" de calidad, pero tu perspectiva de cómo se ve eso podría ser bastante diferente a la de Elena. Es posible que lo veas más en términos de planificación y "hacer" cosas juntos, mientras que ella puede verlo más en términos de acurrucarse y simplemente "estar" juntos. Ambas pueden ser formas saludables de nutrir una relación; sin embargo, ¿qué pasa si una forma es más fácil para ti, pero más difícil para ella o viceversa?

Si ambos quieren ser más felices y enriquecidos por la presencia y los dones del otro, entonces el desafío para cada uno de ustedes es buscar formas de llegar a un término medio.

Elena, parece que realmente no te opones a planificar actividades, simplemente que pensar en ello, durante las noches de los días laborales, es demasiado para ti. Entonces, Esteban, tal vez durante la semana puedas comenzar a generar algunas ideas y planes para el fin de semana e incluso compartirlas con ella. Pero hazlo con suavidad y brevemente, mientras se relajan juntos.

Algunos otros consejos:

  • Busquen formas de ampliar la cantidad de minutos de calidad que tienen. Por ejemplo, incluso cinco minutos extras en la cocina preparando sándwiches pueden brindar la oportunidad de comunicarse entre ustedes. No tiene por qué ser una charla profunda; lo que importa es preguntar, escuchar y cuidar.
  • Lean o escuchen el mismo libro durante sus viajes al trabajo. Aunque no estarán juntos cuando lean, seguirá siendo una actividad de "solo nosotros dos" sobre la que podrán hablar juntos más tarde.
  • “Sean humildes y amables, sean comprensivos y sopórtense unos a otros con amor”. (Ef 4, 2)

Steve y Bridget Patton tienen maestrías en teología y consejería, también sirven como ministros de vida familiar en la Diócesis de Sacramento.