Share this story

Conferencia Católica: un resumen para los católicos

Conferencia Católica: un resumen para los católicos

Lo que deben saber antes del inicio de las sesiones legislativas de enero

La sesión legislativa de Carolina del Sur comienza en enero de cada año, y 2022 nos proporciona vías para el éxito pro-católico en la plaza pública. La Diócesis de Charleston y otras 47 conferencias episcopales colectivas de ámbito estatal tienen una oficina de política pública que actúa como voz de los fieles católicos en sus estados. La nuestra es la Conferencia Católica de Carolina del Sur, o SCCC (South Carolina Catholic Conference), que fue fundada por el obispo Guglielmone en 2013.

A través de las relaciones con representantes y organismos del gobierno estatal, la conferencia analiza la dimensión moral de las políticas públicas. Trabaja para proclamar la santidad de la vida y la dignidad de la persona humana, para guiar a los responsables de la toma de decisiones en la consecución de soluciones justas y para ofrecer oportunidades a los católicos de Carolina del Sur para que cumplan con su responsabilidad de participar en la vida política.

Este año, la SCCC apoya muchas causas importantes que están relacionadas a principios fundamentales de nuestra fe. A continuación encontrarán 12 medidas legislativas sobre las que nos gustaría informarles como miembros fieles de nuestra Iglesia. Estos proyectos de ley son:

  1. La Ley de protección del bienestar infantil protege a los servicios confesionales (faith-based) de adopción y cuidado tutelar de la acción discriminatoria del gobierno.
  2. El Proyecto de ley de licencia estatal de DACA concede a los Soñadores la oportunidad justa de trabajar en Carolina del Sur proporcionándoles acceso a las licencias estatales necesarias para trabajar.
  3. El Proyecto de ley de abolición de la pena de muerte suprime la práctica de la pena capital en Carolina del Sur.
  4. El Proyecto de ley de cuentas de ahorro para la educación confiere a los padres el derecho a elegir el mejor medio de educación para sus hijos mediante una cuenta que puede utilizarse para pagar la matrícula de la escuela católica y otros servicios educativos necesarios.
  5. La Ley de no discriminación de la vida humana prohíbe los abortos por motivos de raza, sexo o anormalidad genética.
  6. La Ley de derechos médicos defiende los derechos individuales, las conciencias y las opciones de los profesionales médicos religiosos.
  7. El Proyecto de ley de permiso familiar remunerado da derecho a los empleados estatales a tiempo completo a un permiso parental remunerado de doce semanas por nacimiento o adopción.
  8. El Proyecto de ley sobre préstamos abusivos prohíbe a los prestamistas a corto plazo aprovecharse de las dificultades financieras de las poblaciones vulnerables, limitando la tasa APR de estos préstamos al 36%.
  9. La Provisión presupuestaria de alternativas reales proporciona un programa estatal de apoyo al embarazo y a los padres que promueve alternativas al aborto mediante la financiación directa de servicios que apoyan a las mujeres.
  10. El Proyecto de ley “La religión es esencial” establece que las iglesias son negocios esenciales y deben permanecer abiertas incluso durante el estado de emergencia.
  11. El Proyecto de ley de reforma del tráfico sexual protege a jóvenes víctimas de la explotación sexual comercial de las sanciones punitivas.
  12. La Ley del deporte femenino garantiza que las chicas tengan oportunidades seguras y justas para seguir triunfando en el atletismo.

Además, la diócesis forma parte del caso federal de la Enmienda Blaine, que podría anular una enmienda religiosa y de discriminación racial de la constitución del estado que lleva 125 años en vigor. Este caso sentaría un precedente para enmendar otras 37 constituciones estatales, elevándose potencialmente al Tribunal Supremo de EE. UU.

Otro proyecto de ley pro-vida e importante es el de Dobbs contra la Organización de Salud de la Mujer de Jackson. A la espera de su fallo —si las prohibiciones de aborto electivo antes de la viabilidad son constitucionales— el Tribunal de Apelación del 4º Circuito de EE. UU. podría restablecer la Ley sobre el Latido del Feto de Carolina del Sur. Aunque el caso Dobbs no conduzca a la anulación del histórico caso Roe contra Wade, proporcionaría una oportunidad para que los estados individuales regulen más los procedimientos de aborto, y las leyes que los rodean, por el bien común.

Este nuevo año nos brinda la oportunidad, como cristianos católicos, de defender la verdad. Tenemos la obligación moral de defender y proteger la creación de Dios, especialmente la vida humana y nuestra fe.

La lucha debe empezar internamente: en nuestros propios corazones, relaciones y familias. Nuestro Santo Padre nos desafía a “ser una fuerza positiva, sal y luz para esta sociedad”. Con esta convicción, debemos entrar en la esfera cívica equipados con la verdad como armadura de combate: participar en un diálogo productivo, participar activamente en los consejos escolares y municipales locales, e incluso considerar la posibilidad de testificar en Columbia sobre propuestas legislativas apoyadas por la Iglesia.

La lucha por el bien no es un deporte de espectadores. ¡Sean valientes, sean católicos/as!


Conoce más sobre el trabajo de la SCCC en charlestondiocese.org/take-action.


Caroline Funk es una especialista en asuntos legislativos de la Conferencia Católica de Carolina del Sur.