Peregrinación virtual, donación concreta: católicos en Tierra Santa piden ayuda

En esta foto de archivo, un grupo de peregrinos reza en la gruta de la Iglesia de la Natividad en Belén, Cisjordania. El custodio de los Franciscanos de Tierra Santa pidió a los católicos de todo el mundo que hicieran una peregrinación virtual a Tierra Santa y que hicieran una donación para apoyar a la iglesia en la región. (Foto CNS-Debbie Hill)

CIUDAD DEL VATICANO – El padre franciscano Francesco Patton, el custodio, o superior, de los Franciscanos de Tierra Santa, pidió a los católicos de todo el mundo que hicieran una peregrinación virtual a Tierra Santa y que hicieran una donación para apoyar a la iglesia en la región.

“Aquí en Jerusalén, no hemos visto a un peregrino en seis meses”, dijo al periódico del vaticano L’Osservatore Romano.

Las peregrinaciones son una fuente importante de apoyo para la Iglesia Católica en la región, “pero sobre todo son la fuente exclusiva de ingresos para miles de familias, especialmente los cristianos”, que trabajan en la industria turística, dijo el padre Patton.

Debido a las iglesias que tuvieron que cerrar por el COVID-19, el papa Francisco cambió la fecha de la colecta del Viernes Santo para Tierra Santa al 13 de septiembre, víspera de la fiesta de la Exaltación de la Cruz.

En declaraciones a L’Osservatore Romano el 8 de septiembre, el padre Patton dijo que sabe que los católicos de todo el mundo están teniendo problemas económicos debido a la pandemia, pero todos los cristianos tienen una conexión con la tierra donde Jesús nació, vivió, murió y resucitó de entre los muertos.

“Para la vida de los cristianos de Tierra Santa”, dijo, “es esencial que la colecta de este año sea al menos tan generosa como en el pasado”.

El 10% de la colecta, dijo, ayuda con los gastos de los frailes franciscanos que trabajan en las iglesias en los sitios asociados con la vida y muerte de Jesús, así como parroquias en Israel, Cisjordania, Jordania, Siria, Líbano, Chipre y Rodas, y para pagar el mantenimiento de los edificios, una tarea que continuó incluso durante los cierres.

El otro 90%, dijo el padre Patton, ayuda con actividades pastorales y sociales, incluso en Siria, donde los disturbios civiles han continuado durante 10 años y en el Líbano, donde la situación económica es “desastrosa”, y unas 300,000 personas se quedaron sin casa después de la explosión de agosto en el puerto de Beirut.

Además, dijo, la Iglesia Católica está tratando de ayudar a cientos de miles de refugiados y miles de trabajadores extranjeros en toda la región que perdieron sus empleos durante la pandemia pero no pueden regresar a casa debido a las restricciones de viaje.

Al operar escuelas que aceptan a estudiantes cristianos y musulmanes y al ofrecer asistencia a todos los necesitados, dijo el franciscano, ayudar a la iglesia en Tierra Santa “significa ayudar a una operación de paz; significa añadir un granito, pero no insignificante, al proceso de diálogo y entendimiento mutuo”.

Por Cindy Wooden


Read the article in English here:

Virtual pilgrimage, concrete donation: Holy Land Catholics ask for help