Obispos de EE. UU., Canadá consagrarán sus naciones a María el 1 de mayo

Una estatua de la Virgen María aparece entre flores de primavera el 1 de mayo de 2019 en el Seminario de San José en Yonkers, Nueva York. Los obispos de EE. UU. y Canadá anunciaron el 23 de abril del 2020 que consagrarán sus naciones a María durante la pandemia de coronavirus el 1 de mayo. (Foto CNS-Chaz Muth)

WASHINGTON—El arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. ha anunciado que los obispos de Estados Unidos se unirán a la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá el 1 de mayo para consagrar a las dos naciones al cuidado de la Santísima Madre bajo el título “María , Madre de la Iglesia”.

“Esto le dará a la iglesia la oportunidad de orar por la protección continua de Nuestra Señora de los vulnerables, la curación de los enfermos y la sabiduría de aquellos que trabajan para curar este terrible virus”, dijo el arzobispo Gómez en una carta a los obispos de Estados Unidos.

Cada año, la iglesia busca la intercesión especial de la Madre de Dios durante el mes de mayo.

“Este año, buscamos aún más fervientemente la asistencia de Nuestra Señora mientras enfrentamos juntos los efectos de la pandemia global”, dijo.

Esta consagración reafirma las consagraciones anteriores de los obispos de los Estados Unidos a María. En 1792, el primer obispo de los Estados Unidos, el obispo John Carroll, consagró la nación a María bajo el título de Inmaculada Concepción, y en 1846, los obispos eligieron a María bajo ese título como la patrona de la nación.

En 1959, el cardenal Patrick O’Boyle, de Washington, consagró nuevamente a los Estados Unidos al Inmaculado Corazón de María. Este fue el año en que se completó la construcción del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington. El santuario nacional fue elevado a basílica menor por san Juan Pablo II el 12 de octubre de 1990. Esto fue renovado por los obispos de los Estados Unidos el 11 de noviembre de 2006.

El arzobispo Gómez dirigirá la oración de reconsagración el 1 de mayo a las 3 p.m. (hora de del Este de Estados Unidos) y ha invitado a los obispos a unirse desde sus respectivas diócesis y les ha pedido que extiendan la invitación a los fieles en sus diócesis para que participen. La transmisión en vivo de la liturgia del arzobispo Gómez estará disponible en el sitio web de USCCB usccb.org/consecration y en el sitio web de la Arquidiócesis de Los Ángeles en lacatholics.org/consecration.

En la Diócesis de Charleston, SC, el obispo Robert E. Guglielmone dirigirá la oración de reconciliación el sábado 2 de mayo, después de la misa de las 8:30 a.m. a través de transmisión en vivo, que se transmitirá en la página diocesana de Facebook en facebook.com/DioceseChas y youtube.com/DioceseChas.

Esta reconsagración sigue al consejo de obispos latinoamericanos que consagraron a América Latina y el Caribe a Nuestra Señora de Guadalupe durante el domingo de Resurrección.


Bishops of U.S., Canada will consecrate their nations to Mary May 1