Papa devuelve parte de reliquia de la cuna de Jesús a Tierra Santa

El padre franciscano Rami Asakrieh sostiene un relicario que contiene lo que se cree que es un pequeño fragmento de la cuna de Jesús el 1 de diciembre de 2019 en la Iglesia franciscana de Santa Catalina, que se encuentra junto a la Basílica de la Natividad en Belén, Cisjordania. El papa Francisco entregó el fragmento de la reliquia a la Custodia franciscana de Tierra Santa, que supervisa las principales iglesias y santuarios asociados con el nacimiento, el ministerio, la muerte y la resurrección de Jesús. (Foto CNS-Debbie Hill)

CIUDAD DEL VATICANO—Al acercarse el adviento, el papa Francisco le devolvió un pequeño fragmento del pesebre de Jesús a los católicos de Tierra Santa.

(Foto CNS-Debbie Hill)

En la basílica de Santa María la Mayor en Roma el 22 de noviembre, los expertos de los Museos del Vaticano extrajeron un pequeño pedazo de la reliquia de lo que ha sido venerado como el pesebre de Jesús. La reliquia, otorgada al Vaticano en el siglo séptimo, había sido conservada en una capilla debajo del altar principal de la basílica.

El papa Francisco entregó el fragmento de la reliquia a la Custodia Franciscana de Tierra Santa, la cual supervisa las basílicas e iglesias principales asociadas con el nacimiento, ministerio, muerte y resurrección de Jesús.

Describiendo el fragmento como “una pequeña pieza de la preciosa reliquia del Sagrado Pesebre”, los franciscanos explicaron que había llegado a Jerusalén el 29 de noviembre y estaba presente durante una Misa celebrada por el nuncio, el arzobispo Leopoldo Girelli, en la capilla de Nuestra Señora de la Paz en el Centro Notre Dame.

Después de la Misa y al momento para venerar la reliquia, los frailes franciscanos la cargaron en procesión hacia la Iglesia de San Salvador, donde rezaron las vísperas.

La reliquia fue traslada a Belén el 30 de noviembre para que esté colocada en su lugar para el comienzo del adviento que fue el 1 de diciembre. Los franciscanos dijeron que será colocada en la Iglesia Franciscana de Santa Catalina, adyacente a la Basílica de la Natividad, “de modo que los fieles y peregrinos puedan venerar el pesebre, el cual recibió el inicio de nuestra redención”.

Por Cindy Wooden


Read in English here:

Pope returns part of relic of Jesus’ crib to Holy Land